Info

Quienes somos

Somos una familia de ceramistas con muchos años de experiencia en el mundo de la cerámica y fotoceramica, como artesanos, nos especializamos en la decoración de piezas de cerámica, murales de cerámica y placas de calle y numeros para ayuntamientos totalmente personalizados y al gusto de nuestros clientes.
También realizamos talleres de cerámica para grupos, colegios y centros educativos. Toda una experiencia didáctica y manual preciosa, donde cada alumno se lleva a casa una pieza grabada, pintada y decorada por él mismo.
 

Nuestra Pasión en esta vida

Lo que mas nos apasiona en esta vida y nos llena de gozo, felicidad y agradecimiento es que cada miembro de nuestra familia por separado, en algún punto de nuestra vida hemos conocido a Jesucristo, y no hay nada que se le pueda comparar, NADA.
Jesús no representa a ninguna religión (las religiones las crean los seres humanos para obtener dinero y poder), se trata de conocer a nuestro creador de forma real y personal. Cuando esto ocurre, nuestra vida cambia de forma maravillosa y por fin tiene sentido, propósito y futuro; se llena de un amor y felicidad que no es de este mundo y permanece en nosotros durante todas las horas de cada día, independientemente de nuestras circunstancias.
En ese momento también empezamos a tener ojos para ver y entender todo lo que pasa a nuestro alrededor en este mundo lleno de corrupción, mentira, manipulación, egoísmo y falta de amor y valores; ademas, Jesús empieza a transformar nuestra naturaleza llena de pecado para que poco a poco seamos como Él, un regalo precioso que ni siquiera sabemos como agradecerlo. Después de recibir este gran tesoro, no podemos guardarlo para nosotros mismos, y se convierte en una alegría y pasión el poder compartir a Jesucristo con las demás personas que quieren conocerlo.

Como obtener el regalo que Jesucristo nos quiere dar a todos

Hay una frase muy conocida y popular que todos seguramente hemos oído en algún momento;
"Conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres".
En realidad estas palabras son de Jesús, y cuando nos dice "conoceréis la Verdad", se refiere a conocerlo a Él, porque Jesús nos dice que Él mismo es el Camino, la Verdad y la Vida, y si queremos conocer la Verdad con mayúsculas que nos hace libres, tenemos que conocerlo a Él.

Durante nuestra vida podemos conocer muchas "verdades", por ejemplo: podemos darnos cuenta que vivimos en una sociedad egoísta, nos damos cuenta de nuestra esclavitud al consumismo, de la mentira y manipulación que nos rodea, podemos ver como el cine y la televisión son herramientas de programación mental que ademas destruye los valores. Somos adictos a cosas perversas como ver películas para adultos, y aunque intentamos ser libres de su adicción y influencia, por nuestras propias fuerzas, jamas lo lograremos.

El único que toca cada aspecto de nuestra naturaleza llena de pecado y nos da Vida es Jesús. Solemos echar la culpa a los demás por nuestros problemas y acciones, pero la realidad es que todos somos culpables, La Biblia nos dice que nacemos en pecado, y eso es una realidad. Por ejemplo: a un bebe nadie le tiene que enseñar a ser egoísta, envidioso o manipulador, y ningún niño tiene necesidad que alguien le enseñe a mentir o robar, porque ese comportamiento forma parte de nuestra naturaleza caída, y eso sin mencionar todos los pensamientos perversos que pasan por nuestras mentes; si nuestros amigos y familiares pudieran conocerlos, nos llenaria de vergüenza,

Jesús nos ha creado con una conciencia en nuestro interior, sin embargo rechazamos sus indiaciones durante toda nuestra vida para poder satisfacer nuestro propio egoísmo y pecado.  Esa es la razón por la que vamos de mal en peor, y cada vez tenemos menos valores, menos amor, mas maldad, mas perversión etc.

Algunos creen que el ser humano tenemos la capacidad en nuestro interior de hacer un mundo mejor, de cambiar por nosotros mismos, pero esa utopía no es realista. Jesús nos dijo, "Por sus frutos los conoceréis", la verdad es que si tuviéramos esa capacidad de mejorar por nosotros mismos, el mundo iría cada vez a mejor, habría cada vez menos violencia y crimen, tendríamos cada vez mas amor unos por otros, pensaríamos mas en los demás en lugar de vivir egoistamente, perdonaríamos a las personas que nos ofenden, en definitiva, seriamos mas como Jesús, pero este milagro en el ser humano solo lo puede hacer Él mismo, de hecho sus propios discípulos se dieron cuenta de esto y le preguntaron en Mateo 19, ¿Quién, pues, podrá ser salvo?, mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

Jesús nos dijo, "tienen ojos pero no ven, oídos pero no oyen", y tiene razón, podemos adquirir información, datos, tenemos la capacidad de realizar buenas acciones como ayudar a una anciana a cruzar la calle, o dar una limosna, pero estos actos no cambian nuestra naturaleza, seguimos espiritualmente muertos, ciegos y esclavos del pecado.

Leamos las palabras y promesas de Jesús:

- Juan 8:31-32
Si vosotros permanecéis en mi Palabra, sereis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres.

- Juan 14:6

Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida; nadie viene al Padre sino por Mi.

- Juan 10:27-28
Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

- Santiago 4:8
Acercaos a Dios, y Él se acercará a vosotros.

- Marcos 2:17
Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores.
(Si creemos que estamos sanos, limpios de pecado, aceptamos el mundo corrupto que nos rodea y creemos que no tenemos necesidad de que Jesús nos sane, pues no lo hará, Jesús es nuestro creador y nos da libre albedrío, nosotros elegimos si queremos continuar en la oscuridad o acercarnos a Su Luz. Pero si le pedimos ayuda, siendo honestos y confesando que tenemos pecado en nosotros, Jesús nos sanara y nos dará una nueva vida.)

 - Juan 8:12
Yo Soy la Luz del mundo.  

- Mateo 5
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

- Jeremías 29:13
Me buscaréis y Me encontraréis, cuando me busquéis de todo corazón.

- Romanos 2:11
Porque no hay acepción de personas para con Dios.


Lo primero que recomiendo para conocer a Jesús, es empezar a leer La Biblia por uno mismo (sin organizaciones ni instituciones religiosas), empezando por el Nuevo Testamento (recomiendo Mateo y Lucas), luego podéis continuar con el libro de los Hechos y seguir hasta el final.

Así conoceréis la vida de Jesús, Sus palabras y Su ejemplo. La Biblia es el puntero para que conozcamos a Jesús, El murió por nosotros, resucito al tercer día y vive, Desea que lo conozcamos y que le pidamos ayuda reconociendo que Jesús es Dios, quien murió para cargar sobre si mismo con el castigo y la muerte que todos merecemos por nuestra vida llena de pecado. Si lo hacemos, Jesús nos dará el mayor regalo de nuestra vida.

Por experiencia se que no es facil dedicar tiempo a leer la Biblia para conocer a Jesús; hay tantas distracciones: Internet, películas, series, televisión etc., pero si realmente queremos conocerlo, buscaremos el tiempo para ello. A menudo nos esforzamos para aprender a tocar un instrumento o para ir al gimnasio, no hagamos una excepción con Jesucristo nuestro creador, El nos dice, "Me buscaréis y me encontraréis, cuando me busquéis de todo corazón".

Otra maravillosa promesa de Jesús es que El no hace acepción de personas, así que el mismo milagro maravilloso que ha hecho en nuestras vidas, lo hará también en la vida de cada uno de vosotros.

 Un fuerte abrazo a todos.

Cerámica Torres © 2019 - Todos los derechos reservados
ES CA EN FR DE IT RU